lunes, 27 de abril de 2015

Equis: UN JOVEN DEPRAVADO



En la capital de la República, dentro del edificio blindado del Alto Estado maximal, los Mandos esperaban impacientes la llegada del Altísimo Señor de las Singularidades, Caudillo de todos los ejércitos complejos, disimulando su nerviosismo con conversaciones triviales en pequeños corros. El Coronel Plak Zeta, era el oficial de menor rango de la reunión, y estaba visiblemente incómodo entre aquella pléyade de generales estrellados. También era el más joven del grupo. Dispersaba su malestar observando con atención el plano del abierto de la República extendido sobre la gran mesa redonda del centro de la sala. Allí estaban todos los conexos señalados, sus capitales seudociviles, los acuartelamientos, las fábricas, los campos...
Se hizo un silencio sepulcral tras el choque fuerte y seco de los tacones metalizados del  oficial en la puerta de acceso, seguido de un breve traqueteo ensordecedor. Luego silencio absoluto.  
Tras el Señor de la Penumbra, todos se apiñaron entorno al mapa.

-          Por qué se ha detenido la producción de unidades complejas en Dirichlet? – sonó en tono amenazador-.
-          ...
Tomó la palabra un General alto y canoso, al mando del campo de transformaciones conformes de Möbius.
-          Sire, se han agotado las existencias de signos más. Sólo podemos fabricar conjugados, y los técnicos han alertado sobre el peligro de que las unidades no tengan su par en el semiplano positivo...
-          Tonterías!!! Quienes son esos técnicos, para detener el proceso!!! Pandilla de necios incompetentes!!! – gritó, dando largos pasos de un lado al otro de la sala, visiblemente contrariado, en tanto, nadie más se atrevía a levantar la mirada de la mesa-
-          ...
-          Nadie tiene una solución mejor? Por qué no preguntamos a  nuestros amigos los vectores n-dimensionales cuándo van a atacar y así nos quitamos de en medio para no molestar mientras nos invaden?
-          ...
El Coronel Plak carraspeó, tal vez de forma excesivamente impostada. Todos desviaron su atención hacia él.
-          Si su excelencia me permite...
-          Hable Coronel!
-          Si no me equivoco, es imposible conseguir signos positivos, ya que se encuentran implícitos en las razas inferiores...
-          Ahórrese los preámbulos!
-          ... Podemos conseguir unidades nuevas si permitimos el mestizaje entre las unidades imaginarias puras disponibles y los elementos cautivos en los campos...
-          Coronel!!! - espetó el General Resz Kepzeletbeli, al mando de los Servicios de Inteligencia y depuración racial- ¿Cómo se atreve a decir semejante obscenidad???
-          Silencio, General!... Continúe, Coronel!
-          Bueno... no hay mucho más que decir. En Diritchlet es posible fabricar los  conjugados necesarios. Sólo habría que mandarles la lista...
-          Póngalo todo en macha, Coronel! Enhorabuena! Es usted el General más joven de mi Ejército.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada